domingo, enero 15, 2006

Pasiones perimidas, amores caducos, enamoramientos prescriptos. No hay que clamarse. La imposibilidad de amar es, tal vez, la peor desgracia que puede tener un ser humano, el resto es pasar. Miro mis manos en el teclado, estas manos, han penetrado muy femeninas pieles amorosas, ardorosas, muy femeninas cabelleras como relente de estrellas, han urdido en la noche el paso por algún alfabeto de la realidad para que nos vuelva vida, manos que firmemente preguntan, manos que esperan; si, yo de nuevo. Ahora, que la luna ya no se maquilla para mi, apareció distraídamente el eco, renovado, de una vieja canción.

El mar espera un pez, la nube espera un ángel, el pobre espera el mar.

En la vida sólo se tiene lo que se da; a uno le cuesta perdonar los errores que no ha cometido; a uno le cuesta comprender situaciones que no ha vivido, pero el desafìo esta, los malos pensamientos, las alarmas que suenan, los viejos adioses, la amnesia invocada; ya sé que no sos joven, yo tampoco lo soy; pero vos, que tanto como yo sabes del reclamo de los otros por una vida prisionera, sin refugio, te libras; Yo, estrella retirada, te comprendo al fin.

2 Comments:

At 10:50 p. m., Blogger Mamma Bambi said...

muy bello final! muy poético.

 
At 8:48 p. m., Anonymous bohemia said...

"La imposibilidad de amar es, tal vez, la peor desgracia que puede tener un ser humano"

siempre qe oigo, leo o escucho esas palabras me hacen pensar qé clase de persona soy y en todo lo bello qe me pierdo;sé qe debe ser algo maravilloso, pero todo tiene su lado positivo ¿no?... me consuelo pensando qe si nunca he amado no puedo saber cuánto me pierdo...

-->y aunqe los años sigan pasando, no pierdo la esperanza,seguiré siendo joven hasta encontrar alguien con qién envejecer<--

¿crees qe todavia hay esperanza para mi?

muy bueno tu blog lleno de reflexiones qe hacen pensar,pensar,pensar... me gusta.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home