martes, junio 13, 2006

Sospecha

Es una época en la que estoy pidiendo disculpas a cada paso por no ser gay ¿No es inexplicable que la única actividad eminentemente masculina tolerable sea el fútbol? mas allá del negocio, mas allá del barullo fetichista, mas allá del nacionalismo de sastrería. ¿No es demasiado sospechoso?

Me resulta tremendo que el hombre de hoy, que es hombre asustado, solo tome valentía para ponerse un tricornio, si es con los colores de boca; que baile, pero solo alrededor del obelisco; que cante, pero solo en un tablón; que llore, pero solo por los penales; que insulte, pero solo a un linesman; que batalle, pero solo en manada.

Y no es que uno no comprenda el desparramo de alegría que supone ver campeón a platense, pero algunas cosas están repiqueteando a desproporción. El pacto social es demasiado amplio.

En este tiempo de testosterona en retroceso, de hombre diferente, no encuentro lugar en este distrito, por eso pregunto nada mas, no tengo respuesta.

6 Comments:

At 9:32 a. m., Blogger Mamma Bambi said...

y ahora, que les quieren hacer ver los partidos en las escuelas, a las criaturas... a dónde vamos a parar...??

 
At 2:26 p. m., Anonymous iluminado por el neon said...

Quiza el futbol es uno de los pocos simbolos de la masculinidad que le queda, pero por poco tiempo , ya que lamentablemente hasta ahi se metio la mujer. No podian ver a los hombres ver futbol en paz.
Me parece fantastico que los niños puedan ver los partidos de Argentina en los colegios.

 
At 9:00 p. m., Anonymous pini said...

a mi el fútbol me gusta y no soy gay, ni intento invadir territorio alguno.
lo puedo compartir, inspirarme, còmoda.
la cancha de boca particularmente no me gusta.
sólo me gustan los jugadores movièndose en la cancha, y pedirles un autógrafo afuera (sí, lo hice con nacho gonzález que nadie conoce y siempre lo digo, pero entonces era arquero de racing)

creo que quedan -tal vez escondidos- unos cuantos hombres que valen la pena.

que saben ceder el paso, arrimar la silla, perfumarse para la ocasión, regalar chocolates, colocar el beso en el momento justo y dejar que se hilvane una historia de amor que sòlo un hombre ìntegro puede, como buen sastre, coser a medida.

así que, esta vez, disentimos, emiliano.

 
At 10:54 p. m., Blogger Jack Celliers said...

Interesante...

Bueno, en esta devolución de gentilezas, quizás le interese esto o - bastante más antiguo - esto.

El feminismo, como todas las imposturas, me da náuseas.

 
At 2:24 a. m., Blogger Mar De Fondo said...

Siga sospechando
esto recien empieza...

en 2 o 3 decadas lo solucionamos

Saludos

 
At 3:48 a. m., Blogger Emiliano said...

mamma, no se indigne, hay cosas peores, inclkuso estan diciendo que los chicos deben estudiar en las escuelas ¿adonde iremos a parar?
Iluminado...no se preocupe por la invasion, como todo es pasajero.
Pini, creame que no disentimos, lo decimos de distinta forma: amor y busqueda, claro.
jack, gracias por la visita.seguiremos los hilos.
Marcela, usted es una optimista, no le calculo menos de cien años para empezar a estabilizar.Mientras tanto algo se nos va a ocurrir.Estoy seguro.

 

Publicar un comentario

<< Home